Lo apodan el TÉ DE DIOS porque es la cura viva para la para la artritis, tiroides, lupus, vértigo y cansancio crónico, sin dejar huellas.

Hace varias décadas atrás, nuestros abuelos no iban al médico. De hecho, ellos no lo consideraban necesario, pues sabía cómo curarse. Ellos conocían que en la naturaleza podían encontrar todo lo necesario para ello. Si tenemos mas de 30 o 40 años, de seguro que nos tocó beber un famoso jarabe de aceite de higuereta con café. Otro de sus remedios favoritos era el té de tomillo. Lo interesante del caso es que, aunque sabían muy malos, estos remedios siempre funcionaban.

En la actualidad, las cosas han cambiado un poco. Ahora, con los avances de la tecnología y la ciencia, la medicina ha crecido bastante. De ahí que muchos de los remedios naturales hayan dejado de ser tan populares. No obstante, el hecho de que la medicina moderna haya avanzado, no significa que los remedios naturales han perdido sus propiedades curativas. De hecho, muchas personas siguen utilizando aun en la actualidad debido a sus muchas ventajas. El día de hoy te hablaremos de algunas de las ventajas de un remedio natural muy efectivo. Presta atención a la siguiente información y saldrás muy beneficiado.

Una hierba medicinal que aun conserva su popularidad es el tomillo. El mismo es muy bueno para combatir males relacionados con la artritis, vértigos, lupus, fibromialgia, tiroides, fatiga crónica, hipertiroidismo, etc. Una de las mayores ventajas del tomillo es que se puede conseguir con mucha facilidad. En el mejor de los casos, podemos sembrar una en casa y cultivarla nosotros mismos.

Entre otras cosas, el tomillo es rico en calcio, hierro y potasio, así como muchos nutrientes esenciales para la salud. Al consumirlo podemos regular nuestra presión arterial, y aumentar la presencia de glóbulos rojos. De la misma manera, lo podemos utilizar para combatir la bronquitis, asma, laringe, dolor de garganta y mucho más. No nos queda la menor duda que el tomillo es una hierba medicinal muy buena para la salud. Por eso, el día de hoy queremos mostrarte cómo aprovechar al máximo sus propiedades. A continuación, te enseñaremos a preparar un fabuloso té de tomillo que hará esto y mucho más por ti.

Qué necesitaremos:

– Tomillo seco y fresco (1 puñado).

– Agua mineral (1 taza).

Preparación y uso: El primer paso consiste en limpiar muy bien las hojas de tomillo para eliminar cualquier suciedad. Luego, pondremos a hervir el agua y le agregaremos el tomillo. Cuando haya llegado al punto de ebullición, apagaremos el fuego y dejaremos que la sustancia se enfríe.

Cuando haya llegado a temperatura ambiente, la ingeriremos 2 veces al día. La primera vez deberá ser en ayunas, y la otra será antes de acostarnos. Con estos sencillos pasos podremos aprovechar todas sus propiedades. Si nos parece que su sabor es algo fuerte, le podemos añadir un poco de miel. Con eso, su sabor se hará algo más agradable.

Esta infusión de tomillo la tomaremos hasta que nos sintamos mejor o consideremos necesario. Al poco tiempo de empezar a ingerirla, comenzarás a ver resultados positivos. Ahora bien, debemos resaltar que nuestra opinión no debe sustituir la opinión de tu médico. Si tu mal es demasiado complicado, te recomendamos hacerle caso a su médico por encima de todo.

No sigas perdiendo tiempo y prepara hoy mismo esta fabulosa infusión para mejorar tu salud. Si en tu casa no tienes tomillo, te recomendamos salir a comprarlo cuanto antes. De esa manera, lograrás aprovechar al máximo todas sus propiedades. El mismo lo podrás conseguir en cualquier supermercado de tu preferencia. Si piensas que el tomillo puede ser útil para algunos de tus amigos, compártelo en tus redes sociales con ellos.

Compartir

Comentarios