¿Mal de ojo? Aunque no lo creas, existe una manera de saber si tenemos energías negativa en nuestro cuerpo con un simple huevo

Nuestras abuelas siempre nos llegaron a mencionar que debíamos tener cuidado con el mal de ojo, pues hay personas que simplemente tienen una energía demasiado pesada y negativa que pueden perjudicarnos. La gran mayoría de las veces terminamos por ignorarlas porque al principio, eso no tiene sentido, pero resulta que con el tiempo nos damos cuenta que efectivamente hay algo que nos perturba y no sabemos exactamente por qué. Hay varias maneras de detectar si tenemos algún tipo de mal de ojo y hoy hablaremos de una de ellas cuyo principal ingrediente es el huevo.

El huevo además de ser un alimento rico en proteínas también puede servirnos para descubrir si estamos cargando con energías negativas y si hay alguien específico que nos quiera hacer daño. Lo único que debes hacer es seguir las instrucciones que te proporcionaremos a continuación y observar el resultado.

Truco con un huevo para descubrir si tenemos mal de ojo
Ingredientes:
Un huevo blanco
Un vaso transparente de vidrio con agua
Dos o tres trozos de sal marina
Toma el huevo y pásalo por todo cuerpo, desde la cabeza hasta los pies. Procura tener la mente despejada y estar a solas en tu casa mientras realizas el ritual. Luego, tomas el vaso con agua y le agregas la sal, esperas a que esta se diluya para posteriormente partir el huevo y verterlo en el vaso. Observa bien la forma que aparece, según su aspecto, determinas que es lo que en realidad tienes:

Muchas burbujas que ascienden hasta el principio del agua: Esto quiere decir que has acumulado demasiada energía negativa en tu cuerpo y esta busca salir de alguna manera. Puntos rojos en la yema del huevo: Significa enfermedad, debes tener cuidado con eso y buscar la manera de acudir a un médico. El rostro de una persona: Puede parecer alocado, pero si notas que la forma del huevo se asemeja al de una persona, quiere decir que es ese sujeto el que pretende hacerte daño. Formas de hilos o agujas: Refleja la envidia de las personas y sus verdaderos sentimientos hacia ti.

Muchas burbujas: Esta es una clara señal de mal de ojo. Es posible que notes demasiadas burbujas, formas de picos y que el huevo se calienta dentro del agua. Sin forma pero se alivian tus dolores: Tal cual como se expresa, quizás el huevo no tenga forma alguna, pero en seguida que lo partiste y lo colocaste en el agua tus dolores se disiparon y el estrés se fue, tal vez estabas demasiado cargado.

Figuras enroscadas: Representan los malestares físicos que has sentido y que a su vez has ignorado completamente. La yema flota: Lo normal es que el huevo se dirija directo al fondo, pero cuando se queda flotando quiere decir que alguien te ha hecho algún tipo de brujería magia negra. ¿Cuáles son tus resultados? Compártelos con nosotros en la sección de comentarios y difunde este interesante post en tus redes sociales.

Compartir
Loading...

Comentarios